Los sindicatos que agrupan a empleadas domésticas firmaron este martes su primer acuerdo paritario de la historia en el Ministerio de Trabajo, con un aumento salarial del 28 por ciento.

El incremento se pagará en dos tramos: el primero, de 21% desde este mes y en forma retroactiva; el segundo será "no acumulativo", del 7% a partir de diciembre.
El acuerdo fue suscripto por la secretaria general de la Unión del Personal Auxiliar de Casas Particulares (UPACP), Lorenza Benítez, y su par del Sindicato de Amas de Casa (Sacra), Mariana Nuñez.
En representación del Estado lo hicieron funcionarios de la cartera laboral y del Ministerio de Desarrollo Social, además de las asociaciones civiles patronales. El acuerdo alcanzado regirá en todo el país entre septiembre de 2015 y agosto de 2016.

Hasta ahora, el aumento salarial sectorial fue una atribución que adoptaba en forma unilateral el Ministerio de Trabajo sin participación de las entidades sindicales, que se otorgaba buscando un promedio de las negociaciones paritarias del año.
En abril de 2013, la presidente Cristina Kirchner promulgó la Ley 26.844, que reconoció a trabajadores de viviendas derechos como vacaciones pagas, jubilación, licencias por enfermedad, indemnización por despido y las paritarias, entre otras reivindicaciones.
El acuerdo alcanza a empleadas de casas particulares, niñeras, caseros y cuidadores no terapéuticos, entre otros.
La base del convenio es la categoría "Personal para tareas generales con retiro" establecida para las casas particulares. En agosto último, el mínimo del sector era de 4.186 pesos por ocho horas de trabajo, o bien 33 pesos la hora.

Write a comment...
0 awesome comments!
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo